Archivos Mensuales: enero 2012

Hay que tener saneadas las cuentas bancarias… emocionales

Estándar

Qué importantes son los ejemplos para entender. Y cuanto más sencillos, mejor. S.Covey, en su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva utiliza una metáfora para referirse a nuestro saldo de “caricias emocionales”.

Sin duda, el constante intercambio de “caricias emocionales” es una necesidad vital de las personas. Es interesante que en las relaciones próximas haya ingresos constantes de afecto, de reconocimiento y de confianza. Si en estas interacciones frecuentes no se producen reintegros automáticos o ingresos periódicos, los depósitos iniciales (por extensos que sean), acaban por evaporarse, y las relaciones se van deteriorando.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Necedad vs. Maldad?

Estándar

El otro día me encontraba preparando mi próxima clase para el cole, nos toca el tema de “Inteligencia Humana”. Estaba repasando el libro de texto, cuando de pronto me encuentro con la siguiente, y maravillosa, definición de falta de inteligencia (es literal):

“Una persona estúpida es una persona que causa daño a otra o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para ella misma o, incluso, obteniendo algún tipo de perjuicio”

Lee el resto de esta entrada

El inicio… todo el mundo a moverse!

Estándar

A veces una pequeña decisión nos pone en movimiento… y es lo que me pasó a mí. Es curioso descubrir que lo que normalmente nos da más miedo, es lo que más necesitamos. En un alarde de valentía (o quizás de inconsciencia, o de desesperación, no lo sé muy bien), tomé una decisión personal importante, y que al final hacía años que debí tomar pero estaba alargando o mirando hacia otro lado. De manera más o menos consciente, sabía que era algo que tenía pendiente. Con mucho esfuerzo y constancia logré hacer encajar mis piezas, y se me abrieron nuevos caminos, todo fue colocándose en su lugar… y al final, después de año y medio colocando y moviendo piezas, me pregunté “¿por qué no lo habría hecho antes? ¡Seré tonta!”.

Lee el resto de esta entrada