Para que la comunicación sea efectiva, tiene que ser afectiva

Estándar

Por muchos cursos, talleres, charlas a las que asistamos, reuniones de trabajo que hagamos, artículos que leamos… a veces, cuando se habla de comunicación interpersonal se olvida de lo más importante, lo esencial de la comunicación humana: para que haya una comunicación efectiva, ésta debe de ser afectiva, es decir, es necesario tener un interés sincero y auténtico hacia nuestro interlocutor. Y eso se nota, tanto si está presente como si no.

Mucho se ha hablado sobre técnicas para mejorar nuestra escucha activa, técnicas para reforzar nuestras habilidades sociales, técnicas para comunicarnos eficazmente… Pero pienso que la técnica por sí sola sirve de poco. E insisto: hace falta una actitud, un sentimiento, una predisposición hacia las personas.

Además de ese interés por la otra persona, es interesante saber que lo que el otro piensa y siente es importante, respetar los planteamientos ajenos, incluso sin estar de acuerdo con ellos porque son válidos para la otra persona, sin tratar de juzgar o de cambiarle… Al final, lo que queremos es que nos entiendan y nos acompañen. Y eso es justo lo que deberíamos intentar hacer hacia los demás: entender y acompañar.

Lo cierto es que cuando hablamos de comunicación, es fácil que nos venga a la cabeza conceptos como “hablar”, “transmitir”, “discurso”, “orador”… pero nos olvidamos de la otra mitad: “escuchar”. Hay ciertas actitudes y comportamientos personales que nos ayudan a ser mejores en esta segunda parte de la comunicación, en el arte de escuchar. Me apetece remarcar las siguientes:

  • Calma emocional
  • Flexibilidad y apertura mental
  • Curiosidad por el mundo de la otra persona (externo e interno)
  • Atención
  • Calidez
Seguro que vosotros remarcaríais otras, o destacaríais y añadiríais muchas más, importantísmas para vosotros. Os animo a dejarlas en los comentarios.
Al final, como en casi todo, ni es tan fácil ni tan difícil, simplemente hay que querer hacerlo bien. Si queremos ser efectivos en nuestra comunicación, también tendremos que trabajar nuestra capacidad para generar sentimientos agradables, y poner en práctica valores de convivencia que nos resuenan, como la empatía, la honestidad, la libertad, la responsabilidad, el respeto y -mi favorito- la autenticidad (creo que a éste le dedicaré un post próximamente…)

Y para ir acabando…

“La persona que tiene más habilidades comunicativas es aquella que sabe escuchar mejor, que escucha con los ojos y con todo el cuerpo. Pongamos en nuestros ojos y en nuestra mirada unas gotas de afecto y de ternura, de actitud positiva y de gusto por la vida, de creatividad, de gratitud, de humanidad.” SEBASTIÀ SERRANO, El regalo de la comunicación.

Aunque aún así, y teniendo todo esto en cuenta, a veces se nos escapan cosas… porque como dice Gasset….

Ojo con estos últimos! (Gracias Tere, por descubrirme este maravilloso vídeo) :P Feliz día y hasta el próximo post!

Imagen: http://office.microsoft.com/es-es/images

Video: http://www.youtube.com

Anuncios

»

  1. Totalmente de acuerdo. Es algo que deben aprender muchos profesionales que aún usan el mismo lenguaje que cuando escriben un email “lameculos” a un importante proveedor. “Estimado Señor… Su ilustrísima… Muchisimas gracias… eternamente agradecido, a sus piés”… no. Eso no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s