La fábula del Rey Desnudo

Estándar

El otro día escuchando un programa de radio, mencionaron la fábula del Rey Desnudo. ¿La recordáis? Para los despistaditos os dejo un enlace con la fábula:

El traje nuevo del Emperador 

No recuerdo bien bien de qué hablaban en aquel momento, creo que de la crisis y políticos actuales,  pero me trasladé al momento en que escuché el cuento por primera vez, de pequeñita, y recuerdo que pensaba “No puede haber gente tan tonta como ese rey…”. Ahora resulta que he cambiado un poquito de opinión…

Existen varias lecturas del cuento, a mí la que más me gusta es la siguiente:

Que una cosa (idea, creencia, comentario…) sea aceptado por muchos, eso no quiere decir que sea fiel a la realidad. Sin duda en la sociedad actual nos encontramos con múltiples ejemplos de manipulación en este sentido por las élites poderosas. Pero no hace falta ubicarlo a gran escala, pensemos en nuestras relaciones cotidianas. Asch ya investigó sobre este fenómeno, sobre la influencia del grupo y la conformidad social. ¿Qué línea es igual a la de la izquierda? ¿Seguro?

Mira el siguiente vídeo:

¿Qué hubieras hecho tú? El resultado de este experimento de los años 50 (aunque repetido posteriormente y con resultados muy similares) nos dice que los seres humanos nos conformamos ante las presiones del grupo. Nos deja entrever la pasividad de nuestras decisiones, y nos vemos ante la disyuntiva de conformarnos o desviarnos del grupo. Efectivamente somos sensibles a la opiniones ajenas… ¿hasta qué punto? ¿Cuántas veces, teniendo la creencia que una opción era la más adecuada, hemos cedido y cambiado esa opción frente a la presión del grupo, amigos, familia, compañeros de trabajo…?

Algunos dicen que el conformismo es una nueva forma de esclavitud, ¿qué opináis? Vistos los resultados de Asch, parece que somos más dependientes de lo que piensan los demás, de lo que podríamos pensar en un principio. ¿Es una cuestión de personalidad, de ser más o menos dependiente?

De las personas que se mantuvieron independientes a la opinión del grupo, muy poquitos lo hicieron con confianza, decididos a mantenerse en su posición a pesar de las molestias que su postura les pudiera ocasionar. “Los demás se equivocan y yo estoy en lo cierto”. La gran mayoría de los independientes, aunque defendieron su opinión diferente al resto, sintieron la presión del resto del grupo, viéndose envueltos por una duda considerable, incluso deseosos de admitir que su juicio fuera erróneo, aunque no perdieron de vista la obligación de responder tal y como percibían la realidad. “Los demás deben de tener razón, pero mi opinión es ésta”.

La verdad es que la gran mayoría de nosotros probablemente nos consideramos personas de juicios independientes… ¿pero seguro que no hemos formado nunca parte de la corte de un rey desnudo? Incluso, ¿no habremos sido el mismísimo emperador con ropa translúcida? Por vergüenza, por falta de autoestima, por dejadez… deberíamos ser capaces de analizar nuestros motivos para poder ser (o seguir siendo) personas de juicio independiente, certero o no, pero independiente.  Feliz día y hasta el próximo post!



Imagen 1: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/47/Emperor_Clothes_01.jpg

Imagen 2: http://juancarrion.files.wordpress.com/2009/10/experimento-asch.png?w=500

Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=keEDKxXWriY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s