Celos vs Envidia

Estándar

Siguiendo la línea del post anterior, vamos a intentar realizar otra definición diferencial de nuestras emociones y /o sentimientos. ¿Habéis probado alguna vez de explicar que es la envidia? ¡Pruébalo! ¿Ya lo tienes? Muy bien! Ahora intenta definir qué son los celos. ¿Si? Vale, ¿y las diferencias? ¿En qué se diferencian, de manera esencial, los celos de la envidia?

Vamos a echar mano de nuevo al diccionarios de la RAE:

  • Celos: Recelo que alguien siente de que cualquier afecto o bien que disfrute o pretenda llegue a ser alcanzado por otro. Sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada haya mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra.
  • Envidia: Emulación, deseo de algo que no se posee. Tristeza o pesar del bien ajeno.

Uff… ¿Os queda claro? Vamos a intentar ir un poco más allá, pensando en un uso más coloquial (ahora voy a echar mano de mi ayudante personal):

  • ¿Cuándo sientes envidia?  Cuando quiero algo y lo tiene otro.
  • ¿Cuándo sientes celos? Cuando no corresponden mi cariño como yo quiero (es decir, cuando quiero cariño y lo tiene otra persona… lo mismo que antes!)

Otra vez:

  • Envidia: sensación de impotencia de ver lo que otro tiene y tú no puedes tener
  • Celos: sentimiento de rabia y de injusticia por un cariño no correspondido

Entonces, quizás, los celos estén más asociados a las personas y la envidia a las cosas… pero entonces ¿no puedo sentir envidia de una relación de una persona con otra? ¿Tenemos claro cuando sentimos lo uno, y cuándo lo otro?

En este caso la clave está en cuántos elementos intervienen en la relación (dos o tres), y el “tener” vs. “perder”. Vamos allá:

ENVIDIA: Relación de dos (yo y algo) y además hacer referencia a una carencia personal: “Yo envidio algo. Tú tienes algo que yo debería tener, pero injustamente no lo tengo”. Como siempre, existen dos manera de encarar esta emoción:

  1. De forma DESADAPTATIVA: Me fijo en lo que no tienes.
  2. De forma ADAPTATIVA: O me resigno y acepto que no lo podré tener, o bien me esfuerzo por conseguirlo.

CELOS: Relación de tres y hacer referencia al miedo a perder algo. “Yo tengo una relación con alguien, ese alguien es mío y además carece de voluntad, porque se puede ir con cualquiera en cualquier momento” (casi casi, lo despersonalizo para conventirlo en objeto, recordad, es mío y sin voluntad…). Cómo afrontamos esta emoción:

  1. De forma DESADAPTATIVA: Ato en corto a mi persona-objeto, y no permito que tenga relación con nadie.
  2. De forma ADAPTATIVA: Trabajo y mejoro la relación.

Bueno, pues ya hemos dado un pasito más para conocer las emocionantes emociones que nos rodean, porque ya sabéis que…

Conocer las cosas que lo hacen a uno desgraciado, ya es una especie de felicidad. François de la Rochefoucauld.

Espero que os haya gustado. Feliz día y hasta el próximo post!

Imagen de http://www.google.es/imghp?rls=ig&hl=es&tab=wi

Anuncios

Acerca de imoralesar

Soy psicóloga y me siento muy afortunada por poder trabajar en un ámbito que me apasiona, como es la educación. Actualmente, trabajo de orientadora en un centro educativo de secundaria, de profesora de Psicología y Sociología, además de encargarme de la actualización y gestión de la web del centro. Me defino como una gran una seguidora de las TICs y del lifelong learning, y por ello me decidí a estudiar el máster universitario de Educación y TICs.

Un comentario »

  1. Pingback: Dos amigas y un amor « Fucsia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s