¿Hacemos magia?

Estándar

Llevo unos días enfrascada en una interesante (y a veces un tanto espesa…) lectura “La estructura de la magia” de Bandler y Grinder. Esta lectura se basa en el uso del lenguaje en terapia. Cuando iniciamos nuestros estudios en Psicología, en primer curso nos “invitan” a cursar la asignatura “Historia de la Psicología”, en la que te das cuenta que psicología no hay sólo una, sino que existen muy diferentes escuelas y corrientes: la dinámica, cognitiva, conductual, holística…

Y no sólo eso, SINO QUE TIENES QUE ELEGIR DE CUAL FORMAS PARTE!  Todas ellas ven los aspectos humanos desde muy diferentes puntos de vista, dando soluciones y tratamientos acorde con lo que están viendo. Y claro… ¿y cuál es la buena? ¿y cuál es la mejor?  ¿y esto cómo se elige: por simpatía con algún autor o por descarte? Y claro, no se te ocurra quedarte al margen y declararte “psicólogo ecléctico” , porque todo el peso de las demás corrientes teóricas irán a por ti!

Total, acabé la carrera y no sabía de quién era, ni quién me gustaba más… Con los años, me he dado cuenta que en la práctica, los psicólogos no son tan radicales (teóricamente hablando) como los psicólogos profesores de universidad. Así que ya me he quedado más tranquila.

Y por esto, me parece muy útil lo que proponen Bandler y Grindler:

Los magos terapéuticos (…) practican distintos modelos de psicoterapia y utilizan técnicas que parecen ser diametralmente diferentes unas de otras. Aluden a los prodigios que realizan mediante terminologías tan distintas que su propia percepción de lo que hacen parece no tener nada en común. En varias oportunidades los hemos observado trabajando con alguna persona y hemos escuchado los comentarios de los observadores en el sentido de que estos magos de la terapia dan unos saltos intuitivos tan fantásticos, que hacen que su trabajo sea realmente incomprensible para los observadores. Y a pesar de todo, aunque la técnica de estos magos sean diferentes, todos comparten una misma cosa: introducen cambios en los modelos de sus clientes, lo que les permite a éstos más alternativas de conducta.

Evidentemente estos cambios se llevan a cabo a través del lenguaje, independientemente de la orientación teórica del terapeuta. La propuesta de Bandler y Grindler está basada enteramente en la gramática transformacional de Chomsky… cosa que no me resultó llamativa: Chomsky, reconocido lingüista… Los lingüistas parecen personas serias…

Los lingüistas transformacionales afirman que los sistemas del leguaje humano son en sí mismos representaciones derivadas de un modelo más completo: la suma de las experiencias que un ser humano en particular ha tenido en su vida. Estos lingüistas han desarrollado una cantidad de conceptos y mecanismos que describen cómo la forma en que las personas hablan se deriva de su representación lingüística completa, estructuras más profundas.  ¿Quién puede poner en duda esto? ¿Parece una certeza? … hasta que vi el reportaje “El código de la Amazonia”. Daniel Everett pone en jaque toda la teoría de Chomsky… A muy grandes rasgos, Everett defiende el lenguaje humano como un instrumento cultural, y no como algo innato o un instinto, como defiende Chomsky y sus seguidores.  El ser humano es maravilloso, en constante cambio… ¿Estaremos ante un nuevo cambio de paradigma?

Os dejo el reportaje para que lleguéis a vuestras propias conclusiones. Feliz día y hasta el próximo post!

El código del Amazonia

El código del Amazonia

El código del Amazonia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s